Grupo Zafiro
Limpieza

¿Tienes una consulta?
Llámanos
Horario de Atención al Cliente
De 9 a 13h y de 16 a 19h de lunes a viernes

Peligros de mezclar productos de limpieza

Como empresa de limpieza de hoteles en Barcelona queremos dedicar esta nueva entrada del blog a una cuestión de importancia capital para nuestra seguridad. Queremos ver los principales peligros de mezclar productos de limpieza.

Lo primero que tenemos que saber es que estos productos serán seguros siempre y cuando se utilicen de acuerdo a sus instrucciones. No en vano, son productos que han debido ser previamente aprobados por las respectivas autoridades de Sanidad y Consumo. Uno de los riesgos más habituales se produce al limpiar la misma superficie, por ejemplo la taza del inodoro, con dos productos diferentes. En estos casos, no se puede cometer la imprudencia de combinar lejía y amoníaco. La lejía es de uso muy común en todos los hogares. Suele ser una disolución de un 5% de hipoclorito de sodio (NaClO) en agua. El hipoclorito de sodio es un oxidante muy eficaz para disolver manchas, para matar microorganismos desnaturalizando sus proteínas y como agente blanqueante.

En cambio, los electrolitos de sodio (Na+) reaccionan rápidamente con otros químicos como el amoníaco, empleado para disolver la grasa y que contiene una disolución del 5-10% de hidróxido de amonio. Lo contienen también los sprays para limpiar cristales y multiusos. Al mezclarlo con el hipoclorito de sodio se genera cloramina, gas muy tóxico. Pero en Grupo Zafiro te advertimos de que la presencia de cloro puede provocar nuevas reacciones nocivas, como la aparición del tricloruro de nitrógeno.

Esta reacción se manifestará como escozor de los ojos y problemas para respirar. Si a eso se suma una deficiente ventilación, puede darse una intoxicación.

Lejía y alcohol, dos enemigos irreconciliables 

El hipoclorito de sodio reacciona con el alcohol isopropilico provocando compuestos cáusticos: ácido clorhídrico, cloroacetona y el famoso cloroformo. Además de irritar los ojos, estos se absorben a través de la piel, algo que también puede ocurrir con el etanol, también conocido como alcohol etílico.

En cuanto a los líquidos desatascadores, son productos de alta concentración al estar concebidos para usarse sin bayeta o cepillo. Pueden ser oxidantes y presentar gran cantidad de hipoclorito de sodio, la lejía. Por lo tanto, mucho cuidado también en este caso.

0 Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Llámanos

Horario de Atención al Cliente

De 9 a 13h y de 16 a 19h de lunes a viernes

¿Tienes una consulta?

Estamos en

Pza. Dr. Pérez Rosales, 2, 08870 Sitges